Evaluaciones psicométricas

Artículos

 

En un mundo empresarial cada vez más competitivo, para una empresa es importante seleccionar al personal que pueda desempeñar con mayor eficiencia su trabajo.  De acuerdo con Valle (2009), el nuevo entorno empresarial se caracteriza por la globalización de la economía y la introducción continua de nuevas tecnologías en el proceso de producción y administración de las empresas.  Por ello, los puestos de trabajo han evolucionado; también ha cambiado el contrato entre la organización y los colaboradores.  Ahora, éste se basa en el desarrollo profesional de los colaboradores y en la búsqueda de la organización de formas para potenciar al máximo las competencias de su personal.  

 

Para las organizaciones resulta indispensable contar con personas que posean las características adecuadas que contribuyan al cumplimiento de los objetivos y metas.  Los errores deben ser reducidos a su mínima expresión cuando de reclutamiento de personal se trata.   Para desempeñarse en un puesto de trabajo, la persona requiere conocimientos, destrezas y competencias (Morales, 2008).  Esto demanda de profesional de recursos humanos, un cuidadoso proceso de selección de personal.

 

Dentro del plan estratégico de una empresa, se plantean los objetivos que ésta pretende alcanzar a mediano y largo plazo.  Alcanzar estos objetivos depende del trabajo de los colaboradores.  Por ello, será importante que se cuente con colaboradores que se planteen metas altas y trabajen para alcanzarlas.  Dentro de las competencias, esto se conoce como Orientación a los Resultados

 

Al plantear los objetivos, lo importante no es cumplir con las expectativas de la empresa.  Lo que importan son las expectativas del cliente.  Éste es cada día más exigente y maneja más información.  Quien posee la competencia de Orientación al Cliente, se enfoca en lo que éste quiere, aun cuando no lo expresa directamente.  Hace esto incluso con clientes difíciles.  Para él, las quejas son “oportunidades para mejorar”, no críticas a su trabajo.

 

Alcanzar las metas planteadas no será fácil.  En el camino se encontrarán dificultades.  En ocasiones habrá trabajo en exceso, las demandas de los clientes no siempre son fáciles de cumplir y el colaborador podría sentirse frustrado.  Una competencia que permitirá al trabajador salir adelante en este entorno es la Tolerancia a la Presión.  En vez de sentirse estresado e insatisfecho con su trabajo, el colaborador que tiene esta competencia podrá enfrentar con serenidad y dominio los retos que el entorno laboral le impone.

 

En este competitivo mundo empresarial, cada vez es más frecuente que alcanzar las metas requiera del trabajo de varias personas en equipo.  El trabajo individual ya no es suficiente.  Trabajar con otros no es fácil.  Lo primero que se requiere es que los integrantes dejen de pensar “en lo que yo quiero”.  Quien trabaja en equipo comparte con otros y busca un beneficio en común.  A esta competencia se le llama Trabajo en Equipo.

 

Dentro del proceso, a veces los integrantes del equipo compartirán el mismo criterio, en otras ocasiones no lo harán.  En esos momentos, la competencia de Negociación será importante. A través de una negociación, quienes tienen metas diferentes podrán presentar sus propuestas y llegar a un consenso que beneficie a todos los involucrados.  Esta competencia es necesaria, tanto cuando se trabaja con miembros de la propia organización como cuando se hace con miembros de otras empresas.

 

No importa si el trabajo es individual o en grupo, ciertas competencias del colaborador favorecerán su buen desempeño en la empresa.  Aquel que tenga Iniciativa será proactivo, trabajará bien sin que el jefe lo indique o lo supervise.  Por otro lado, las empresas requieren colaboradores que se involucren en su trabajo y se identifiquen con la organización.  No están allí sólo por un sueldo.  Esto se relaciona con la competencia Compromiso, la cual facilita un alto desempeño en el trabajo.

 

Finalmente, es importante mencionar que el mundo laboral ha cambiado en los últimos años.  Por ejemplo, hoy día casi cualquier trabajo requiere del apoyo de una computadora y de diversos programas informáticos.  Desde un cajero de supermercado, hasta un alto ejecutivo.  Esto no se requería hace 25 años.  Para un colaborador, el Aprendizaje Continuo es importante.  El colaborador que está dispuesto a aprender evoluciona con su puesto, quien no, se estanca en él.  Por eso, es importante que presente la competencia de Flexibilidad y Adaptabilidad al Cambio. Cambiar es parte del mundo hoy en día, quien no esté dispuesto a adaptarse a los nuevos retos, corre el riesgo de la obsolescencia.

 

 

Lic. Tania Guillioli  

evaluaciones@psicore.ws

www.psicore.ws

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Morales, O.  (2008).  Gestión de recursos humanos basada en competencias.  [En red]  Disponible en:  http://www.gestiopolis.com/organizacion-talento/gestion-de-recursos-humanos-basado-en-competencias.htm

 

 

Valle, I (2009).  Gestión por competencias.  [En red]  Disponible en:  http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/rrhh/sobrecomp.htm

Evaluaciones psicométricas

¿SOY UN TRABAJADOR COMPETENTE?